“SUSAN – HEDUTH”
Lirio del Testimonio SALMO 60 (título)

PACTO FRATERNAL DE ORACIÓN Y ACCIÓN CONJUNTA
POR LA PREDICACIÓN, DEFENSA Y CONFIRMACIÓN
DEL EVANGELIO

Inicio - Home

Conciencia de la realidad

*  Sacrificio vivo

*  Testimonio fiel

Dado en Buenos Aires, Argentina, el día 4 de Abril, 1965
"Juntadme mis santos; los que hicieron conmigo pacto con sacrificio"    Sal. 50:5

HERMANOS EN EL SEÑOR JESUCRISTO
Constreñidos por el Espíritu Santo, un grupo de misioneros, pastores y obreros Cristianos Evangélicos fundamentalistas de Argentina y Uruguay, reunido en el CONGRESO ESPIRITUAL "SUSAN HEDUTH" (Lirio del Testimonio) realizado en Buenos Aires, Argentina, los días 2 al 4 Abril 1965, fue guiado a este PACTO FRATERNAL DE ORACIÓN Y ACCIÓN CONJUNTA POR LA PREDICACIÓN, DEFENSA Y CONFIRMACIÓN DEL EVANGELIO. Invitamos a todos nuestros hermanos a participar en él. No se trata de una organización. Este pacto es una toma de conciencia de la realidad, una presentación en sacrificio vivo de suave fragancia al Señor que nos redimió con su sangre, y la puesta en marcha de un testimonio fiel, entre fieles que esperan y aman la venida del Señor para arrebatar a Su Iglesia de "oikoumene" (tierra habitada), antes que se desaten sobre ésta los horrores de la "Gran Tribulación". (Jn. 14:1-3; 1° Tes.4:14-18; 5:1-10; Ap.3:10,11).

CONCIENCIA DE LA REALIDAD - Ap.3:18
Las "señales de los tiempos" se cumplen ante nuestros ojos: Israel vuelve a su tierra; la ciencia y la maldad se multiplican y la caridad de muchos se resfría; la humanidad y la naturaleza están convulsionadas y los falsos profetas y sus doctrinas de demonios están actuando.

Sal. 119:126; Is. 21:2; 24:16; Jer. 5:26-31; 6:10-19; Dn. 12:4-7; Mt. 7:15; 24:11, 12, 32-42; Lc. 17:26-37; 18:8; 21:11, 24-27; Hch. 20:28-30; Rom. 16:17, 18; 1° Co. 1:18-25; 11:19; 2 ° Co. 11:13-15; Gal. 1:6-9; Ef. 6: 11 a 13; Col. 2: 8; 2° Tes. 2:1-12; 1° Tim. 4:1,2; 6:20,21; 2° Tim. 2:16-18; 3:1-9; 4:3,4; He. 10:28-31; 2° P. 2:1,2; 3:3-17; 1° Jn. 2:18; 4:1-3; 2° Jn. 7, 9; Jud. 4, 10-19.
Estas y otras Escrituras nos denuncian que vivimos las horas proféticas postreras de la Dispensación de la Gracia y que enfrentamos las apostasías de la fe.

"Mundanismo"
Con sus filosofías evolucionistas, materialistas o espiritualistas, fatalistas o idealistas; y grandes logros científicos y tecnológicos de una humanidad que al tiempo que se proyecta al espacio cósmico se hunde más y más en el pecado y la incredulidad.

"Modernismo"
Falsas doctrinas racionalistas, neo-ortodoxas, etc., que minan seminarios, iglesias, pulpitos, instituciones y literatura supuestamente evangélicos que hablan de "desmitologizar" a la Biblia a la que dicen haber "redescubierto"... con interpretaciones que les permiten seguir llamándola "Palabra de Dios" aunque no crean en su Inspiración Divina Plenaria y Verbal, ni en su Inhabilidad y cuestionen su veracidad histórica y doctrinal. Que tienen otro Cristo al que llaman "Dios y Salvador" aunque crean que como hombre es el hijo natural de José o de otro pecador; que proclaman otro evangelio -tipo mundano o social- al que llaman "encarnación de la Iglesia en el mundo"; y tienen otras Biblias en las cuales pasajes vitales han sido mutilados o cambiados, como en la "Revised Standard Versión" y la "New English Bible", en idioma Inglés, y otras, estando ya en preparación una versión "ecuménica" que, dicen, satisfará a Judíos, Protestantes y Romanistas por igual. (!)

"Ecumenismo"
Del Griego "oikoumene" sustantivo que significa "tierra habitada", está tomando toda preeminencia en el vocabulario y en la acción eclesiásticos de la mayoría. Pero pocos advierten que se trata de una forma muy sutil de universalismo o "un-mundismo", desposado con utopías modernistas del tipo "Fraternidad Universal", Reino de Dios sobre la tierra.

Bajo el escudo de la "unidad", atrae a los fieles y los envuelve en yugo desigual con infieles, en innúmeros movimientos, federaciones, congresos, institutos, etc., que responden directa o indirectamente al "CONCILIO MUNDIAL DE IGLESIAS", su expresión máxima, que es una amalgama de creyentes, modernistas, ortodoxos Griegos y Rusos, y últimamente -a pesar de haberlo negado por años-en relaciones directas con el Vaticano pro-unidad con Roma.
En otras áreas, bajo el rótulo de "cooperación interdenominacional" actúa la acción envolvente del llamado "ecumenismo con minúscula": asociaciones ministeriales, peñas de profesionales y de estudiantes, movimientos juveniles, conjuntos corales, evangelización en masa en las llamadas "campañas unidas", etc., etc. Y todo ello entre elementos de distintas "denominaciones", muchos de los cuales son modernistas y ecuménicos ubicados en puestos claves desde los que abogan por su propia causa.

Movimientos llamados "Judeo-Cristianos", audiciones, mesas redondas, el "diálogo"... y la última novedad: asistencia de dirigentes Denominacionales a misas y tedeums; y reuniones conjuntas entre evangélicos y romanistas adoradores de hostias, para vivir "momentos ecuménicos" que resultan una "nueva experiencia espiritual".

Una nueva mentalidad, una nueva teología y hasta una nueva estructura eclesiástica se están gestando, a todo lo cual se lo califica de "RENOVACIÓN DEL ESPÍRITU SANTO”...sin recordarse que el Espíritu Santo no efectúa "renovación "alguna que no se encuadre en las Santas Escrituras. Y ante esta prueba de fuego, la Cínica conformidad con la Palabra de Dios que tienen todos estos "ismos", es que cumplen las profecías Bíblicas de las apostasías de la fe, con las que el gran "ecuménico", Satanás, prepara el camino a su siervo el Anticristo y va estructurando a la ramera babilónica de Apocalipsis 17.
"Salid de ella, pueblo mío, porque no seáis participantes de sus pecados y que no recibáis de sus plagas" (Ap. l8:4), dice el Señor. Es que la "Gran Tribulación" será sobre Babilonia la Grande, sus engañadores y sus engañados. Pero el Señor, al completar el número de los redimidos, vendrá por Su Iglesia, virgen pura, para llevarla de aquí a las bodas celestiales, librándola de la hora de tentación (Ap.3:10).

UN SACRIFICIO VIVO - Ro. 12:1,2
Al tomar conciencia de tan cruda realidad, somos constreñidos a buscar en el Señor la sabiduría y el poder para no ser engañados y para estar firmes. Y esto requiere nuestra presentación en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, a fin de no conformarnos a este siglo. Todas nuestras ideas sobre estas cuestiones, nuestros propios conceptos, deben ser traídos junto con nuestro ser entero en sacrificio vivo, de suave fragancia, al "Lirio de los valles", "Nuestro Señor y Salvador", "compra la verdad y no la vendas" (Prov. 23:23), dice el Señor. Debemos pagar el precio: venir al Señor, del todo, y volverá Su Palabra, en todo. Con humildad sacrificial aún con dolor, la sumisión al Señor para hacer Su voluntad, nos es impuesta necesidad, pues de lo contrario, estamos gravemente expuestos a ser arrastrados por la corriente avasalladora que envuelve a las que no velan y engaña a los predispuestos contemporizadores. Y además, ese rendirnos a Él, ese someternos a Su Palabra, tiene alcances más profundos entre cuantos lo hacemos así. Los renacidos, que ya poseemos unidad en Cristo por el Espíritu, debemos orar para que el Señor nos conduzca a la unidad de la fe en doctrina y prácticas (Hch. 2: 42,43; Ef. 4: 1-16). Este pacto nos hace consientes, a cuantos esperamos el retorno del Señor, que también nosotros debemos volver a Él y a Su Palabra, ¡en todo! (Sal. 119: 57-60). Pactamos pues, presentarnos sacrificialmente y orar fervientemente para que el Señor nos guíe como Él quiere en esta hora postrera y nos prepare para el gran día.

UN TESTIMONIO FIEL - Ap. 2:10
Gn. 1:4; Dt. 22: 8-11; Jos. 7: 13; Neh. 4: 16-23; 13: 3; Is. 21:5-12; 52:1-12; Jer. 15:16, 17; 23:11-32; Mt. 24:42-51; Lc. 21:28-36; 1° Co. 4: 1, 2; 16:3; 2 ° Co. 6: 4 a 7:1; Ef. 5: 11, 15, 16;  Fil. 1:7, 17, 27-30; 3:17-21; 2° Ts. 2:15; 1° Tim. 6:3-5, 11-16; He. 13:13; 1° P. 4: 7, 8; 1° Jn. 2: 3-6; 2° Jn. 8, 9-11; Jud. 1- 3, 20-25.

Las Santas Escrituras son terminantes: es la expresa voluntad del Señor que sus hijos no comuniquen con las obras infructuosas de las tinieblas sino antes bien las redarguyan. La unidad, relación, comunión espiritual y cooperación fraternal en los trabajos del Evangelio, son lícitas en ojos de Dios, entre renacidos que le aman y guardan Su Palabra.

Pactamos, por lo tanto, no ser aparceros con apóstatas de la fe, modernistas o ecuménicos, aunque se llamen o nos llamen hermanos. Y en este tiempo de confusión, contemporización y tibieza (Ap. 3:16), seremos cuidadosos en hacer esto bien claro a fin de no ser envueltos por ninguno de los tentáculos de corto o largo alcance, con que la apostasía nos está tentando con el señuelo de una falsa caridad y unidad.

Pactamos orar y trabajar unidos en santas labores con los fíeles en Cristo que tengan el mismo sentir, cooperando ampliamente en toda clase de actividad cristiana: en la predicación del Evangelio a las almas perdidas y esto con toda urgencia pues ya queda poco tiempo, en el ministerio de la Palabra a los creyentes, en toda protestación y defensa frente a la apostasía, así como en la confirmación del Evangelio perfeccionando nuestra santificación en el temor del Señor.

Oramos al Señor, que Él nos conceda que Su mensaje a la Iglesia en Filadelfia (Ap. 3:7-13), sea nuestra porción y la de todos nuestros hermanos, con los cuales unidos, oremos fervientemente y testifiquemos juntos, conservándonos en el amor de Dios y esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna, como lo dice Su Palabra. (Jn. 17:6-26; Jud. 20-25).
 

¡Al Señor, del todo! ¡A la Biblia, en todo!

¡De rodillas, ante el Trono de la Gracia! ¡De pie, frente a las apostasías postreras!

A la oración, y al testimonio, predicando, defendiendo y confirmando el Evangelio.

¡Alerta! ¡Maranatha!

¡Nuestro Señor viene!

"CIERTAMENTE, VENGO EN BREVE. AMEN, SEA ASÍ. VEN: SEÑOR JESÚS.

LA GRACIA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEA CON TODOS VOSOTROS. AMEN

                                                                                                        (Apocalipsis 22: 20 y 21)

 

Inicio - Home