Sana Doctrina

“Porque no he rehuído de anunciaros todo el consejo de Dios” 

(Hechos 20:27)

“Retenedor de la fiel palabra que es conforme a la doctrina: para que también pueda exhortar con sana doctrina, y convencer a los que contradijeren”.

(Tito 1:9)

  Inicio - Home

La Iglesia del Señor Jesucristo está llamada a:

1) Predicar el Evangelio en su pureza, conforme emana de las Santas Escrituras.

2) Confirmar a los hermanos, enseñándoles que guarden todas las cosas que el Señor mandó, sin omitir ni disminuir ninguna de sus enseñanzas.

3) Defender el Evangelio frente a los ataques que pretenden negarlo, tergiversarlo o disminuirlo. 

Ver a este respecto:

Evangelismo en la comunidad: Las “campañas unidas” y el evangelismo bíblico en las comunidades contemporáneas.

El costo de un Testimonio por “todo el consejo de Dios”: “Compra la verdad y no la vendas” (Pr.23:23) Un llamado a guardar todo el Consejo de Dios. Síntesis doctrinal de la Iglesia en Efeso.

La inspiración de la Santa Biblia: La tesis verdadera: inspiración verbal y plenaria.

Autoridad de las Sagradas Escrituras: El debate de los siglos: Infalibilidad, Inerrabilidad y Autoridad de la Biblia.

Síntesis Bíblica de propósitos, doctrina y prácticas de la Iglesia: Base constitucional de iglesias conforme al Nuevo Testamento.

Síntesis Doctrinal: Una síntesis de las bases doctrinales de la fe cristiana conforme emana de la fuente autorizada que es la Santa Biblia, la Palabra de Dios   

Compendio de Doctrinas incluidas en “todo el consejo de Dios” 

La Doctrina de Dios. Del Uno y Trino Dios.

La Santa Biblia.

Los Ángeles.

La Creación; el Pecado y su Condigno Castigo.

La Salvación.

La Justificación y Reconciliación.

La Regeneración

La Adopción.

La Santificación.

Las Buenas Obras.

La Vida Futura.

La Muerte y el Estado Intermedio.

La Esperanza Bienaventurada del Creyente: El Advenimiento Corporal del Señor Jesucristo, o Segunda Venida del Señor.

Los Acontecimientos Posteriores al Milenario.

La Segunda Resurrección y el Juicio Final.

Los Nuevos Cielos y la Nueva Tierra.

La Iglesia.

El Bautismo.

La Cena del Señor. La Doctrina Bíblica de la Separación

La Doctrina Bíblica de la Unidad  

 

 

Declaración Doctrinal:

 

Las Iglesias del testimonio, declaran que las Santas Escrituras son su única regla de fe, doctrina y prácticas. Y como enunciado básico abreviado, entre otras verdades igualmente bíblicas, confiesan unánimes las doctrinas que fundamentan su protestación y que son las mismas que han creído y practicado los cristianos evangélicos fieles a las Escrituras por todos los siglos.

1) La Biblia es la Palabra de Dios, inerrable e infalible, inspirada por el Espíritu Santo a los que la escribieron, a quienes preservó de todo error

2) Adoramos al único, eterno y verdadero Dios: uno en esencia y trino en personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo creador y sustentador de los seres y las cosas visibles e invisibles.  

3) El Señor Jesucristo es el único Salvador y mediador entre Dios y los hombres.

Confesamos Su Deidad; su verdadera y propia humanidad; su nacimiento virginal; su vida inmaculada, la redención de nuestros pecados por su sangre en su muerte expiatoria y vicaria; su resurrección corporal; su ascensión a la gloria; su prometido retorno en los aires para arrebatar a los suyos antes de la gran tribulación, resucitando a los muertos y transformando juntamente a los que vivan, para constituir Su Tribunal galardonador y celebrar las Bodas del Cordero; su venida a la tierra con sus santos para establecer su reino milenial; la resurrección y el juicio final; los nuevos cielos y la nueva tierra.  

4) La salvación por gracia, no por obras, recibida mediante el arrepentimiento para con Dios y la fe en el Señor Jesucristo. La eterna felicidad de los salvados y el castigo eterno de los perdidos.  

5) La obra personal actual del Espíritu Santo, único vicario del Señor Jesús en la tierra, a Quien glorifica formando la Iglesia, engendrando, santificando, dotando y fructificando espiritualmente a los creyentes.  

6) La Iglesia es el cuerpo de Cristo, Quien es su fundamento, cabeza, Señor, único pontífice y esposo.

Es columna y apoyo de la verdad.

Sus principales prop6sitos: predicar, defender y confirmar el Evangelio.

Su forma de gobierno: Teocrático - Bíblico - Congregacional.

Sus ordenanzas: el bautismo por inmersión de los creyentes y el memorial de la cena del Señor.

Su carácter: una casa espiritual, no denominacionalista o sectaria; sea considerada como Asamblea General (Mt. 16:18), sea cada Iglesia local plenamente autónoma de las otras (Fil. 1:1; Flm. 1,2).

7) La unidad espiritual sustancial de los renacidos y su vocación a la unidad de la fe en doctrina y prácticas, para manifestar la plena comunión fraternal.

 

Inicio - Home